Mitos erróneos que tenemos sobre esta enfermedad.

La diabetes mellitus es una enfermedad causada por niveles altos de azúcar en la sangre y está asociada a una baja acción de la insulina. En nuestro país, las regiones con más casos de diabetes son las ciudades más desarrolladas como Lima, Lambayeque y Piura; que tienen un estilo de vida más moderno y tienen más acceso a productos procesados.

Existen dos tipos de diabetes: de tipo 1, que generalmente no produce insulina, por lo que es inyectado en el paciente para sobrevivir; y el de tipo 2, en el que sí se produce insulina, pero la cantidad es insuficiente o no se puede utilizar apropiadamente. Esta última es la más frecuente y está asociada a estilos de vida que incluyen sobrepeso y sedentarismo, dos circunstancias que aumentan las necesidades de insulina.

La diabetes se puede controlar y tratar para prevenir complicaciones. El mayor acceso al diagnóstico, la educación sobre el control de la enfermedad y el tratamiento asequible son componentes fundamentales de respuesta. En ese sentido, la campaña “Vence a la diabetes” liderada por la Organización Panamericana de la Salud comparte cinco mitos que debemos olvidar sobre esta enfermedad:

Mitos sobre la diabetes aclarados.
  • “Un diabético requiere una dieta especial, distinta a la de su familia”. La persona diabética deberá ser más estricta en sus rutinas, pero se sentirá motivada si su familia le ayuda a iniciar y mantener hábitos saludables de alimentación.
  • “Si tengo mucha azúcar en la sangre, ¿tengo diabetes?” Cuando el cuerpo no produce o no utiliza bien la insulina, la glucosa se eleva. Si hay un patrón determinante, solo lo podrá diagnosticar el personal de salud.
  • “Un diabético debe comer menos”. ¡Debe comer mejor! Más verduras y pescado, menos grasas saturadas, sal y azúcar. 05 raciones al día, previa consulta con nutricionistas para saber cómo y cuándo distribuirlas.
  • “Las personas con kilos de más pueden desarrollar diabetes”. Factores de riesgo como la hipertensión y obesidad suelen acompañar los casos de diabetes tipo 2. Pero no son los únicos. Una persona delgada también puede tener diabetes.
  • “Tener diabetes te va a cambiar la vida”. De prevenir a controlar. Incorporar nuevos hábitos alimenticios, medicina y actividad física serán tu oportunidad para sentirte mejor y alejar las complicaciones de la enfermedad.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here