“Soy un mezquino, un sucio, un forajido y, además, bantante malo”. Con esta frase se autodefinía Charles Manson, uno de los criminales más conocidos de nuestra historia reciente, que ha fallecido hoy a los 83 años. Culpable intelectual del asesinato de la actriz Sharon Tate -que por entonces, en 1969, era la mujer de Roman Polanski y se encontraba embarazada de ocho meses- entre otros crímenes, Manson pasó a ser la viva imagen de la violencia, la locura y lo macabro en EEUU.

Nacido en 1934 en Cincinnati, Manson tuvo la mala fortuna de nacer en la familia equivocada. Su madre, por entonces con 16 años, se vio obligada a criar a su hijo sola, después de que su novio decidiera abandonarla tras conocer su embarazo. Joven, sola y sin ayuda económica, no dudó en cometer todo tipo de delitos para conseguir dinero, lo que la llevó en múltiples ocasiones a dar con sus huesos en la cárcel. El pequeño Charles se crió entre visita y visita a la prisión.

Su traumática infancia le llevó a aprender por imitación y, con poco más de 12 años, comenzó a llevar a cabo sus primeros delitos: robos, atracos, sustracción de coches… Pronto se convirtió en carne de reformatorio, donde años después confesaría que había sido violado de manera sistemática. Tanto sufrimiento provocó un cóctel peligroso para Manson, que terminó por convertirse en incontrolable tras entrar con poco menos de 19 años en la cárcel, donde se convirtió en un conocido proxeneta.

Preso durante varios años -en los que se sucedieron los intentos de fuga-, Manson encontró su sitio entre los conceptos que realmente le apasionaban:la filosofía oriental, el esoterismo, las drogas y la música de los Beatles, un cóctel que provocó que creara su propia composición de la realidad. Tras salir de la cárcel en 1967, y en plena oleada ‘hippie’ donde ir contracorriente y apasionarse por la cultura subversiva eran la norma a seguir, Manson creó un caldo de cultivo enfermizo.

Tras salir de prisión, decidió mudarse a San Francisco, donde pronto empezó a tener seguidores por su forma de vida. Así creó ‘La Familia‘, ese grupo de adeptos que creían ciegamente en su modo de vida. Fue cuestión de meses que se trasladaran a Los Angeles, donde comenzaron sus conexiones con Hollywood. ¿Cómo? Denis Wilson, baterista de los Beach Boys y colaborador de ‘La Familia’, se encargó de presentarle grandes personalidades que le hicieron famoso en la farándula.

Fue entonces cuando los Beatles publicaron el conocido ‘Álbum Blanco’, en el que se encontraba la canción ‘Helter Skelter’. Manson reinterpretó este tema de modo críptico; en su opinión, la canción contaba la historia de una guerra racial entre blancos y negros que estaba a punto de llegar. Asumió como real esta versión enloquecida de la canción de los cuatro de Liverpool y la tomó como lema propio para dar lugar a esta catástrofe, que creía que se desencadenaría con sus actos.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here