Más de 200 hectáreas se vendieron a “precio huevo” en Los Ejidos de Huan.

 

La venta de terrenos eriazos con aptitud agropecuaria, efectuada a dedo por el Proyecto Especial Chira Piura en el segundo año de la gestión de Reynaldo Hilbck, ha vuelto a revivir los fantasmas del tráfico criminal de la tierra. 206 hectáreas han sido subastadas a un precio ganga, unos S/. 4500 por hectárea, en Los Ejidos de Huan; aquí nomás donde ya se divisan las siluetas de las edificaciones más “fichas” de Piura.

Este territorio equivale en extensión a unos 252.5 campos de fútbol y el Gobierno Regional recibió por su transferencia a manos privadas apenas 934 mil 521.88 soles.

La venta directa de estos predios eriazos se hizo entre gallos y medianoche, a través de 16 contratos firmados del 27 de enero al 25 de noviembre de 2016, cuando el asesor regional Carlo Bertini todavía presidía el Directorio del Chira Piura.

Todo hace suponer que los referidos acuerdos de compra venta se materializaron pasando por encima de la Ley Orgánica de los Gobiernos Regionales, la que exige la aprobación previa en el Consejo Regional de cualquier transferencia de los bienes de propiedad regional.

Las áreas cedidas se ubican en su mayoría en los sectores “Piura 1” y “Piura 2”, en un área colindante con la zona de expansión urbana de la ciudad.

En los contratos figuran como máximos beneficiarios la empresa Chimú Agropecuaria SA. y la Asociación “Luis Alberto Sánchez”; con 40.41 y 57.52 hectáreas, respectivamente.

En ese lugar también se adjudicaron tierras a nombre de Jorge Flores Abad (6.09 Ha), José Ordinola Cañote (6.85 Ha), Natty Bustamante Huiman (1.44 Ha), Jorge Bustamante Merino (2.64 Ha), e Hildebrando Peña López (3.88 Ha).

Otras 12.62 hectáreas se vendieron a Ady Huiman Lau, 0.43 a Hermida Amaningo Masache, 4.41 a José Paz Chiroque, 14.00 a Max Leigh García y 14.00 hectáreas en favor de Stephan Campbell Fernandini.

Todos ellos nunca han mantenido posesión en la zona pero aparecen en los contratos solicitando adjudicación de dichos predios incluso desde 1995 y hasta el año 2006. Los auténticos posesionarios, en cambio, están siendo desalojados del lugar.

Es el caso de César Castillo Castillo. “Tengo cuatro hectáreas en posesión desde el año 1986. Resulta que ahora (el PECHP) está favoreciendo a empresarios con la venta directa de mis tierras, para destinarlas a proyectos habitacionales que  desvirtúan por completo el sentido del Chira Piura”, declaró al semanario Dbate.

La comisión de Fiscalización del Consejo Regional que preside Eligio Sarango e integran los consejeros Óscar Echegaray y Elmer Alzamora investiga un total de 16 operaciones de venta realizadas en el 2016 y otros 71 procedimientos en trámite en el Proyecto Especial Chira Piura.

Según el Consejo Regional, ya desde el año 2008 habían quedado suspendidas las ventas directas de tierra en toda la región. Cuando Hilbck asumió el poder, en el 2015, el proyecto reactivó esas operaciones que llevaron a la venta de las 206.4188 hectáreas del año pasado.

La administración del Proyecto Chira Piura, por su parte, alegó que la venta directa de terrenos eriazos de su propiedad no requiere de aprobación previa del Consejo Regional, pues ésta se rige por una normativa especial sobre la materia.

Aseveró que la Ley 27887 les impuso el deber de sanear esas tierras en posesión de pequeños agricultores, asociaciones y comités. Bajo esa normativa, adjudicó los predios a miembros de la antigua asociación “Pequeños Propietarios de Huan” que hasta el 2011 desarrollaron labores agropecuarias en la zona.

Con todo y eso, los consejeros han planteado que se paralice cualquier otra transferencia y han anunciado que demandarán la nulidad de los contratos y una investigación profunda para esclarecer el tema.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here