Película ganadora de once premios Oscar cumplirá 20 años de su estreno.

El 19 de diciembre de 1997 se estrenó Titanic, cinta inspirada en el hundimiento del crucero transatlántico británico del mismo nombre, registrado el 14 de abril de 1912. La película no sólo fue la producción más costosa del cine de todos los tiempos en ese momento, sino que también fue la más taquillera de la historia, siendo sólo superada años más tarde por Avatar (2009), curiosamente del mismo director: James Cameron.

Con 89 premios a su haber -entre ellos once premios Oscar (cifra igualada únicamente por Ben-Hur y El Señor de los Anillos: el retorno del Rey) y cuatro Globos de Oro– Titanic se transformó en una de las películas más icónicas de la historia cinematográfica.

A punto de cumplir dos décadas de su estreno, National Geographic emitirá un documental llamado Titanic 20 años después, donde especialistas a nivel internacional, incluyendo el Dr. Robert Ballard, explorador residente de la cadena, examinaron algunos detalles de la cinta.

  1. Titanic podría haber durado 20 o 25 minutos más si no se hubiesen borrado escenas históricas

La película tiene una duración de 3 horas y 15 minutos, pero pudo durar unos 20 ó 25 minutos más si no se hubiesen sacado tantas escenas.

Filmamos muchas cosas que se sacaron. Probablemente se retiraron unos 20 o 25 minutos, y todavía terminamos con una película que duró más de 3 horas. Supongo que tal vez deseé vivir en un universo alternativo donde la gente pudiera ver una película de tres horas y media, pero pensé que estábamos presionando nuestra suerte”, indicó.

2. James Cameron conserva el modelo de Titanic usado en la cinta

James Cameron cree que si la cinta se hubiese rodado en la actualidad, no sería necesario construir un modelo a escala del barco, ni muchas de las piezas que se hicieron en 1997. “Creo que construiríamos mucho menos del barco. Creo que dividiríamos las cosas de manera muy diferente ahora con lo que sabemos y sin compromiso. Me refiero a que la imagen final sería tan buena, pero los modelos CGI (imagen generada por computador) realmente detallados y bien texturizados estaban a la vuelta de la esquina cuando hicimos esa película”, indicó.

“Hoy, por ejemplo, no construiríamos un modelo físico de la nave en absoluto. Todavía tengo el modelo. Está sentado en uno de mis escenarios de sonido aquí en Manhattan Beach. Tiene 42 pies (12 metros) de largo”, reveló.

3. Cameron trabajó con muchos expertos en navegación y hundimientos, además de hacer exploraciones en el naufragio

“Tuve algunos excelentes asesores, y no fueron asesores engreídos que dijeran que sabían todo. Estaban perfectamente dispuestos a admitir que había muchas lagunas en el conocimiento general, y estaban dispuestos a mirar las cosas desde nuevos ángulos”, expresó Cameron, añadiendo que su intención era “desafiar algunas de las suposiciones que se habían hecho históricamente porque quería la respuesta correcta”.

“Obviamente hay algunas cosas mal. No son notoriamente incorrectas, pero estaban equivocadas en algunos detalles como era de esperar, pero no tanto como para sentirme obligado a hacer otra película. Sólo quiero dejar constancia de eso ahora”, afirmó.

4. Hubo escenas peligrosas y hasta un lesionado durante el rodaje

Siempre hay lo que yo llamo el factor X, lo que nadie pensó. Contratas a los mejores expertos del mundo. Consigues las mejores personas de efectos prácticos, las mejores personas de acrobacias, y todavía habrá algo en lo que nadie pensó”, afirmó James Cameron.

El cineasta asegura que si alguna vez dudaba en pedirle a alguien que hiciera algo, simplemente prefería no rodar, y eso sucedió un par de veces. “Hubo un par de escenas que me preocupaban. Había un factor de peligro en algunas de las cubiertas inferiores inundadas donde íbamos a arrojar 100 mil galones de agua a través de un corredor con un par de personas especialistas”, relató.

5. Cuando Rose escupe a Cal, no era parte del guión

Uno de los momentos que no estaban en el guión y que para Cameron funcionaron “maravillosamente” en la película fue cuando Rose (Kate Winslet) escupió a Cal (Billy Zane).

“En la película, ella se aleja escupiéndole en la cara, lo que lo impresiona tanto que simplemente la deja ir. En el guión, ella sacaba un alfiler de sombrero y lo pinchaba, que es todo lo que se me ocurrió cuando escribía. Parecía estar bien, pero Kate fue a la que se le ocurrió la idea de conectar los puntos entre las escenas donde Jake le enseña a escupir como un hombre y cuando ella escupe a Cal. Creo que la genialidad de esa elipse, el cierre de esa elipse es enteramente suyo”, expresa.

FUENTE: BIO BIO CHILE

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here