Recientemente Mario Testino fue el que se encargó de la portada de febrero de Vogue, en la que luce Serena Williams y su hija. Es adorado por celebridades y ha trabajado con marcas como Michael Kors, Burberry y Dolce & Gabbana.

Sin embargo, su carrera se vendría abajo después que dos modelos lo acusaran de explotación sexual. Los dos hombres señalaron que todo ocurrió en una sesión de fotos para las campañas de Gucci en los años 90.

“Si querías trabajar con Mario, tenías que hacer una sesión de desnudos en el Chateau Marmont”, dijo el modelo Jason Fedele, quien apareció en esas campañas. “Todos los agentes sabían que esto era lo mejor para sobresalir o avanzar en su carrera”, contó.

“Era como si Testino estuviera calibrando qué “movimientos” podrían funcionar”, contó  Fedele.  “(Testino) era un depredador sexual”, dijo otro modelo Ryan Locke, quien sucedió al Fedele con la campaña de Gucci.

Locke dijo que cuando le dijo a otros modelos que iba a encontrarse con Mario Testino “todos empezaron a hacer estos chistes, dijeron que era notorio y que ‘se apretaron el cinturón’ (cuando vayan a las sesión de fotos)”.

El casting tuvo lugar en el hotel de Testino. Testino fue a la habitación del modelo Locke, quien llevaba una bata. Luego el fotógrafo pidió que el modelo este totalmente desnudo para las imágenes de prueba.

Después de que Gucci contrató al Locke para una campaña publicitaria, Testino fue coqueto. El último día de rodaje, mientras tomaban fotografías en una cama, Testino pidió que todos salieran de la habitación.

“Él cierra la puerta y la bloquea. Luego se arrastra sobre la cama, se sube encima de mí y dice: ‘Soy la niña, tú eres el niño’. Lo detuve, es mejor que te vayas. Tiré la toalla sobre él, me puse la ropa y salí “, dijo Locke.

Los exasistentes dijeron que Mario Testino tenía un patrón de contratación de hombres jóvenes, generalmente heterosexuales, y los sometía a desnudos.

Otro caso

Hugo Tillman no había dejado el colegio cuando comenzó a trabajar como asistente de fotografía para Mario Testino en 1996. El fotógrafo los llevó a comer a él y a su madre y les dijo que quería ser su mentor. “Realmente me gustaba, realmente lo admiraba”, dijo Tillman.

Se mudó a París y comenzó a trabajar a tiempo completo como el cuarto asistente de Testino, y pronto fue ascendido. “A menudo me hacía sentir incómodo. Me pedían que masajeara a Mario frente a otros asistentes, modelos y editores de moda”, contó Tillman.

Una noche después de una cena, Tillman dijo que el fotógrafo lo agarró en la calle e intentó besarlo. Unas semanas más tarde, mientras estaba en un viaje de negocios, Tillman se encontró con Testino en su habitación de hotel. El fotógrafo le exigió que lo masturbara, luego lo arrojó sobre una cama, se subió encima de él y le inmovilizó los brazos. El hermano de Testino entró en la habitación e hizo que el fotógrafo se bajara de Tillman.

Un testigo
“El acoso sexual era una realidad constante”, dijo Roman Barrett, un asistente de Testino a fines de los 90 que dijo que el fotógrafo se frotó contra su pierna con una erección y se masturbó frente a él.

“Se portó mal en habitaciones de hotel, en la parte trasera de los automóviles y en vuelos de primera clase”, dijo. Otro asistente de Testino dijo que Testino se masturbó delante de él durante un viaje de negocios.

(The New York Times)

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here