La malarrabia

Durante la temporada de cuaresma, es una costumbre norteña comer la tradicional malarrabia. Este potaje es un plato de arroz, acompañado de frijoles, puré de plátano y coronado con una presa de pescado escabechado. Pero ¿Por qué tenemos que comer este plato durante la cuaresma?

Este plato marca el inicio de la cuaresma. La cuaresma es el tiempo de cuarenta días trazado desde el miércoles de ceniza, está temporada recuerda los últimos días de vida Jesús antes de pasión y muerte.

Miércoles de ceniza

El nombre malarrabia no tiene un origen certero, según el catedrático Godos esta denominación se debería a la diversidad de sabores del plato que pasa por lo salado, dulce y agrio del queso, sin embargo, también existen otras historias populares que tratan de dar un significado al peculiar nombre del potaje.

Una de esas historias dice que el platillo nace en las décadas de 1920 en los valles agrícolas de Catacaos. Una mujer, cansada de los maltratos de su esposo, fue al shaman de su pueblo para que le ayudara a parar la agresión de su marido. Él le dijo que debía endulzar el carácter de su hombre a través de la comida, por lo que un viernes, le sirvió un trozo de pescado sudado, menestra y arroz, como parte de la tradición religiosa de no comer pescado (y además que su marido se volvía más violento ese día), junto con un puré de plátano macho para que endulzara su corazón.

Malarrabia de Catacaos

También se cuenta que cierto día y tras una borrachera, un cataquense hambriento y sin ningún sol en el bolsillo le pidió a su esposa que le preparara algo de comer, que fuera rico y barato. La mujer, furiosa por la escena, le cocinó lo que tenía a la mano: plátanos, queso y pescado.

Otra versión es que la influencia de este potaje tendría un mensaje de penitencia, pues este se consume luego de los jolgorios y festejos por carnavales, a lo cual le sigue el Miércoles de Ceniza y posteriormente como manda la religión católica el viernes no se come carne como una forma de expiación, donde la malarrabia cumple esta función.

Un dato interesante es que la expresión malarrabia data desde el siglo XVI y era utilizada como maldición, bajo la creencia que la cólera, rabia o ira podía matar de un patatús.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here