Especialistas y auditores de la Contraloría Regional Piura, inspeccionaron los colegios de las provincias de Piura, Sullana, Talara, Paita, Sechura, Morropón y Ayabaca. Incluso, el personal llegó hasta las escuelas más alejadas y asentadas en zonas rurales.

 

El operativo “Buen inicio del Año Escolar 2018”, realizado a nivel nacional en marzo último, permitió a la Contraloría General de la República evidenciar una serie de aspectos a mejorar en 23 instituciones educativas públicas de la región Piura, referidas al proceso de matrícula, instrumentos de gestión institucional, así como infraestructura, equipamiento y servicios.

El trabajo de campo estuvo a cargo de los especialistas y auditores de la Contraloría Regional Piura, quienes inspeccionaron los colegios de las provincias de Piura, Sullana, Talara, Paita, Sechura, Morropón y Ayabaca. Incluso, el personal llegó hasta las escuelas más alejadas y asentadas en zonas rurales.

Los resultados del operativo se detallan en el Informe de Visita Preventiva N° 222-2018-CG/COREPI-VP, el cual fue remitido a la Dirección Regional de Educación de Piura, a fin de implementar las medidas preventivas pertinentes que mitiguen los riesgos encontrados.

Además, se ha recomendado que los programas de mantenimiento incidan en las instalaciones o infraestructura educativa, equipamiento, servicios higiénicos y mecanismos de protección solar, con la finalidad de lograr la mejora de la prestación de los servicios educativos en las instituciones visitadas.

Principales hechos identificados:

  • El 78% de las instituciones educativas visitadas no contarían con Plan de Gestión del Riesgo de Desastres vigente y genera el riesgo de no identificar las amenazas a la seguridad.
  • El 59% habría omitido publicar cronograma de matrícula y las vacantes de ingreso para los alumnos en lugares visibles y dentro del local educativo.
  • La mayoría de colegios no contaría con documentos de gestión, como el Proyecto Educativo Institucional, el Plan Anual de Trabajo, el Proyecto Curricular de la IE ni Reglamento Interno.
  • El 95% no contaría con Plan Lector aprobado para todos los grados, lo que genera el riesgo de afectar el desarrollo de estrategias vinculadas a la lectoescritura.
  • El 21.74% tiene presencia de establecimientos que expiden bebidas alcohólicas a menos de 100 metros de su ubicación.

. El 26% de colegios visitados tiene insuficiente cantidad de aulas, además de pisos en malas condiciones y conexiones eléctricas precarias. Asimismo, se detectó ambientes inhabitables en cinco planteles.

  • El 65,22% no cuenta con extintores·

Resultados a nivel nacional

Las intervenciones, en las cuales participaron más de 400 auditores de las 27 Contralorías Regionales de todo el país, se efectuó en una muestra de 377 colegios, considerando una población de 23,524 instituciones educativas públicas de nivel primaria (polidocente) y secundaria.

El número de colegios por región en la muestra es proporcional al total de instituciones educativas por región y fueron seleccionados en forma aleatoria (al azar). Ante ello, y por la naturaleza de la muestra, las conclusiones del operativo se pueden generalizar a nivel nacional, con un alto grado de confiabilidad de un 95%.

Se evidenció que en el 53.9% de las instituciones educativas visitadas no se publicó el cronograma de matrícula en un lugar visible; mientras que en el 29.8% el proceso de matrícula se realizó fuera de las fechas dispuestas por la autoridad educativa.

Respecto a la plana docente, se identificó que en el 26.6% de las instituciones educativas visitadas, se encontraba incompleta; mientras que un 19.9% no contaba con el informe de inasistencia o tardanza de los profesores cursados a la DRE o UGEL.

Estos hechos generan el riesgo de que no exista una adecuada prestación del servicio educativo, no se cumpla con el dictado de horas efectivas de clases y se omitan descuentos por inasistencias o tardanzas, que afectan sustancialmente el proceso de aprendizaje de los estudiantes.

En cuanto a infraestructura, se evidenció que el 81.6% de colegios carece de mallas verdes de protección contra radiación solar. De igual forma, una gran mayoría carece de rampas para personas con discapacidad (78.4%), extintores (78.5%), barandas para zonas con desnivel pronunciado (69.1%) y señalización (57%).

Los hechos advertidos generan el riesgo de afectar la integridad física de los estudiantes, así como limitación en el accionar ante eventuales desastres naturales o incendios, comprometiendo la vida humana.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here